[]

EL TORTI

Voler a la página de origen
 RUBEN RUBIO

Enero 25 de 2011, (sigue el calor calor)

Amigos
Cuando Mario Bianchetti trajo a mi memoria a nuestro querido Eduardo Nero recordé por oposición al tagarna del Torti de quien zafe de una cana terrible, por casualidad. Esta anécdota tiene de protagonista aparte del Torti a la sazón nuestro Jefe de Cuerpo a Tito Bardoneschi.
Transitábamos el tercer año, afincados en la compañía que estaba junto a la pileta. Dormíamos en el piso superior, de esta, que correspondía a nuestra promoción y la de abajo a cuarto año. Era domingo por la noche al regreso de franco. Tito Bardoneschi y Yo dormíamos en las camas superiores contiguas, del lado del pasillo y junto al baño. A las 22 horas el chancho Grandi nuestro encargado de Ca y el oficial de semana ordenan acostarse y todos cumplimos la orden, como no quedaba otra. Se apagan todas las luces, menos la famosa luz de noche (esa recordada pantalla blanca pintada de azul) que se encontraba casi encima de nuestras camas. Como era costumbre al regreso de franco, con voz casi imperceptible, una vez metidos en la cama, contábamos situaciones que habíamos vivido el fin de semana. Por casualidad Yo estaba acostado mirando para la entrada de la compañía y Tito en sentido contrario o sea para el baño. De repente en medio de la charla, veo aparecer debajo de la luz de noche, la famosa y ridícula gorra del TORTI a no más de dos metros de donde estaba reposando. Imagínense, me paralice de terror e inmediatamente deje de hablar. Obviamente el Torti me había escuchado y lo que es peor, Tito continuaba hablando porque no lo había visto, dado que se encontraba mirando en sentido opuesto a la entrada. El Torti en lugar de cagarme a mí en ese momento, dio vuelta a la cama de Tito y puso su cara de bull dog frente a la del pobre cadete hablador Bardoneschi, que a esta altura al verlo, face to face tendría el esfínter totalmente bloqueado como yo. A continuación le ordena "LEVANTESE" . Tito se destapa, da un salto al pie de la cama y el Torti le espeta para anotarlo y recontra cagarlo. ¿Cómo se llama? A lo que Tito responde como era reglamentario "cadete de tercer año Bardoneschi mi Teniente Coronel". Yo no veía la cara del Torti porque estaba tan asustado que mantenía mis ojos y todas mis aberturas totalmente cerradas, pero presiento que debe de haberse visto sorprendido y muy mal, porque recordemos que el padre de Tito era el Subdirector del Liceo y por lo tanto su Jefe. Por supuesto que ante esta situación incómoda para el y su carrera militar, sin decir una palabra mas, le ordeno "acuéstese" y Yo consecuentemente también me salve del castigo, que iba a ser seguramente duro y mas teniendo en cuenta que te encanaba el Jefe de Cuerpo castigador.
Saludos
Ruben Rubio